seo

Desde que se fundó el buscador más famoso del mundo “Google”, el SEO empezó a cobrar protagonismo, y es que es precisamente esta estrategia de marketing digital la que nos ayuda a conseguir las primeras posiciones en el buscador, que los usuarios hagan clic en nuestro resultado y terminen visitando nuestra página web.

Si has llegado hasta aquí, seguro que ya has oído hablar del SEO y te gustaría conocer más sobre este fascinante mundo.

Qué es el SEO

Lo primero que debes saber si te estás preguntando qué es SEO es que es el acrónimo de Search Engine Optimization. En español, optimización para los motores de búsqueda. En concreto, SEO hace referencia al conjunto de técnicas y procesos encaminados a incrementar la visibilidad de un determinado sitio web mediante la mejora de los resultados orgánicos obtenidos en los listados y rankings confeccionados por los diferentes buscadores de contenidos que tienen cabida en Internet. El SEO es una estrategia de marketing digital encargada de realizar cambios y optimizaciones en la arquitectura e información de un sitio web, con el objetivo de mejorar la visibilidad y conseguir los primeros puestos en los resultados de los motores de búsqueda.

Cuando un usuario realiza una búsqueda en Google o en cualquier otro buscador se encuentra con una serie de resultados que corresponden a diferentes sitios y páginas web. El conjunto de técnicas de optimización para que una página web se posicione en los buscadores es lo que es SEO.

Dominar el posicionamiento orgánico es importante para que tu página web aparezca lo más arriba posible cuando un usuario haga una búsqueda a través de determinadas palabras clave. Si tu página copa los primeros resultados de búsqueda es mucho más probable que los usuarios entren en ella.

Las páginas que ocupan los primeros resultados de búsqueda reciben más visitas y tienen más posibilidades de conversión. De hecho, como usuario, ¿sueles llegar hasta la segunda página de resultados? Rara vez, ¿verdad?

que es seo

 

LA HISTORIA: EVOLUCIÓN DEL SEO

El SEO se remonta a mucho antes de que los buscadores existieran y cambiarían la manera tal y como utilizamos Internet. Cuando la gran red nació, existían una serie de páginas web llamadas portales que eran una especie guía de negocios y que se encargaban de añadir sitios webs de las empresas a su listado con el fin de que el usuario final las pudiera encontrar.

Al principio con estos portales era suficiente, pero cuando Internet empieza a crecer y buscar en el empieza a ser una tarea laboriosa y nada sencilla de realizar. Esto provocó que aparecieran los primeros buscadores, con el único objetivo de facilitar la búsqueda de información al usuario, en un proceso muy sencillo y eficaz.

Año 1994, nace el primer bot y el primer motor de búsqueda

Alcanzado el año 1994, podemos decir que el SEO nace, ya que se crea el primer bot, llamado WebCrawler, dedicado a indexar los contenidos web. Esto permite incorporar mucho más información a Internet, de una manera automática.

El mismo año también sale a luz el primer motor de búsqueda, Lycos, que utilizaba un sistema de rastreo de páginas web para indexar todos los sitios web en su directorio y poder mostrar al usuario una serie de resultados en función a su búsqueda.

Funcionaba de la siguiente manera; cuando el usuario hacía la búsqueda, el buscador hacía una relación entre el contenido web indexado y las palabras buscadas por el usuario, y en función a la relevancia, arrojaba los resultados.

En los primeros años, el SEO se basaba en si las páginas web tenían implementadas las palabras clave en los metadatos correspondientes. Esto provocaba que los resultados de búsqueda se pudieran conseguir, pero no garantizaba una buena experiencia de usuario.

Año 1997, Google lo cambia todo

Entonces llegó la gran transformación de la historia en los motores de búsqueda, nació Google en 1997. Los genios del gran buscador fueron Larry Page y Sergey brin y crearon un algoritmo que valoraba los resultados antes de arrojarlos.

Crearon una métrica llamada Page Rank, que se fijaba en unos indicadores para determinar si un sitio web debía ser arrojado en sus resultados de búsqueda en una posición u otra, es decir, no sólo se fijaba en que las palabras clave estuviesen implementadas en los meta datos. Estos indicadores eran:

  • El tráfico o número de visitas que recibía la página web.
  • La densidad de palabra clave en los contenidos web.
  • La cantidad de links externos que tenían.

Con el Page Rank trataban de ofrecer al usuario el mejor resultado posible para su búsqueda. Esto hizo que Google ganaría peso en el mercado de los buscadores.

Los usuarios pensaban: “Si me ofrece un resultado relacionado con mi búsqueda, además ya tiene visitas continuas y otras páginas web hablan de el, seguro que es muy interesante para mi también.”

Año 2000, el nacimiento del SEO

Es en este año cuando el SEO adquiere el valor tal y como lo conocemos hoy. Las empresas ven que los usuarios buscan cada vez más en Google y que si aparecen en los primeros resultados de búsqueda llegan a tener más contactos. Se empieza a utilizar el nuevo algoritmo de Google para fines comerciales.

En esos tiempos se utilizaban todo tipo de estrategias para alcanzar las primeras posiciones, prácticas que ahora no sirven ya que el algoritmo evoluciona y exige tener un mayor control.

Entonces era normal el copiar los contenidos de otras páginas web, la utilización excesiva de palabras clave en la página web, la compra-venta masiva de enlaces… Esto provocó que el usuario volviera a perder en lo que a experiencia de usuario se refiere, ya que los resultados de búsqueda eran organizados por prácticas SEO efectivas y no por contenidos que realmente ayudaban a los usuarios.

Google vio que su misión era perjudicada, por lo que decidió actualizar su algoritmo constantemente con el único objetivo de conseguir que el usuario tuviese la mejor experiencia posible.

A partir de aquí lanzará una serie de algoritmos con nombre propio con el fin de combatir las malas prácticas para conseguir los primeros resultados en su buscador.

LOS ALGORITMOS DE GOOGLE

El SEO es una de las estrategias digitales que más variaciones sufre a lo largo de los años debido a que se pretende ofrecer la mejor experiencia de usuario posible por parte de los buscadores. Recuerda que el objetivo de Google es ofrecer el mejor resultado posible ante una búsqueda del usuario, y para ello lanza y actualiza sus algoritmos cuando lo ve necesario.

Google altera su algoritmo entre 500 y 600 veces al año. La mayor parte de ellos con cambios sin grandes transcendencias, pero hay veces que algunos de estos algoritmos si que afecta claramente en los resultados de búsqueda.

En este punto, vamos a ver los algoritmos más importantes que ha lanzado Google para conseguir su mayor objetivo. Un algoritmo es la técnica que usan los buscadores para posicionar los resultados de búsqueda en sus SERP`s o páginas de resultados.

Google Toolbar (2000)

Lanza una barra de herramientas 100% pensada para la experiencia de usuario, ya que permitía realizar búsquedas en Internet sin falta de entrar a la página de Google. Esta barra es un complemento del navegador, por lo que podías hacer una búsqueda en Google desde cualquier página. La barra de búsqueda de Google tenía las siguientes características:

  • Buscar en cualquier página, incluso si esta no tenía su propio motor de búsqueda.
  • Un atajo para buscar cualquier término sin necesidad de tener que hacer a la página de Google.
  • Poder acceder a versiones en caché.
  • Buscar sitios web relacionados.
  • Saber la autoridad de una página web con el indicador PageRank.

Era totalmente gratuita aunque actualmente esta barra ya no está disponible.

Google “Update Fritz” (2003)

El baile de posiciones mensual de Google o más conocido como “Google Dance” tuvo su fin con la actualización Google Fritz, más enfocado en darle un enfoque diario o por lo menos más rápido que el anterior. Esto provocó cambios diarios en los rankings, aunque algo más pequeños en lo que a cambios de posiciones se trataba.

Google Florida (2003)

Florida cambió las normas del juego y aunque provocó que muchos sitios web perdiesen sus buenos rankings, hizo que el juego del SEO adquiriera interés. Google Florida se cargo de lleno las estrategias SEO de los años 90, como podría ser el rellenado de palabras clave.

Google Brandy (2004)

Google llevo el análisis de keywords o palabras clave a otro nivel, anunciando que era capaz de entender la indexación semántica de los contenidos (LSI). Amplio su capacidad para entender los sinónimos y puso una mayor atención en los textos ancla de los enlaces. Según Brin, cofundador de Google, la actualización Google Brandy supuso 5 importantes cambios:

  1. Creció el tamaño del índice de Google. Para ello incluyó de nuevo algunos de los resultados que había eliminado en el anterior algoritmo Google Brandy.
  2. Implementación del LSI, que comprende los sinónimos a la hora de entender los contenidos de un sitio web y poder clasificarlo.
  3. Hasta la fecha, los enlaces externos siempre apuntaban a la página principal del sitio web, a partir de ahora se valoraba más que los enlaces apuntasen a páginas relevantes del sitio web y no todos a la home.
  4. Empezó a valorarse que los backlinks o enlaces externos viniesen de sitios web de la misma temática y cuanto mejor PR (Page Rank) mejor.
  5. Dejó de tener tanta importancia el uso adecuado de las etiquetas meta (h1, h2, negritas,…) ya que era muy fácil de manipular y afectaba a los resultados de búsqueda.

Atributo Nofollow (2005)

Aunque no se trata de una cambio ni actualización de algoritmo, tuvo su impacto en los gráficos de linkbuilding. El objetivo de de este punto fue el eliminar los comentarios de spam en los blogs, el cual afectaba mucho a los sitio web.

A partir de la fecha, los comentarios que se realizaban en blogs externos para así conseguir enlaces hacía nuestro sitio web, pasaron a ser enlaces “nofollow”. Este tipo de enlaces con el atributo “nofollow” incluido, lo que hacen es que no transmiten autoridad al sitio web enlazado, con lo cual ya no tienen tanta importancia en el posicionamiento SEO.

Ejemplo de un código HTML con este nuevo atributo:

<a href=”http://www.misitioweb.com” rel=”nofollow”>Visita mi página web</a>

Google Bourbon (2005)

En esta actualización cambió la manera de tratar el contenido duplicado de un sitio web. Existían problemas de urls canónicas en los sitios web. Por ejemplo una misma web llegaba a tener 2 versiones, una bajo www. y otra sin las www. 

Esto generaba contenido suplicado y es un tema que había que solucionar. Era sencillo de solucionar y lo normal era que no estuviese hecho. Para solventarlo había que realizar una redirección 301 del sitio sin www al sitio con www o al revés, con el objetivo de evitar tener la web entera duplicada.

Google Caffeine (2010)

No es un algoritmo en si, sino un cambio en la forma de indexar información y que además aumentó la capacidad de almacenamiento de Google. Tras meses y meses de prueba Google consiguió lanzar un cambio en la infraestructura de indexación que utilizada hasta la fecha. Esto le permitió ofrecer resultados con un 50% más de frescos ya que había mejorado muchísimo la manera de indexar y organizar el contenido.

Hizo que los resultados de búsqueda se mostrasen en segundos y mejoró la experiencia de usuario y ayudó también a los creadores de contenido.

 

TÉRMINOS MÁS UTILIZADOS EN SEO

  • Palabras clave o KeyWords: Son las palabras que escriben los usuarios en el buscador a la hora de realizar una búsqueda.
  • Longtail o palabra clave de cola larga: Son las palabras de búsqueda más concretas y específicas. Por ejemplo una palabra clave puede ser “comprar zapatillas”; una longtail de esta podría ser “comprar zapatillas running del 42”. Son búsquedas con menos tráfico, menos búsquedas, menos competencia y más conversión.
  • Densidad de palabra clave: Es la frecuencia con la que se repite una palabra clave en un contenido. La norma nos dice que la densidad no debe superar el 3%.
  • Motor de búsqueda o buscador: Se trata de un programa que nos permite buscar todo tipo de información en Internet con sólo escribir lo que necesitamos. El más conocido y utilizado es Google.
  • Algoritmos: Son las técnicas que utilizan los buscadores para evaluar los resultados de búsqueda y situarlos en una posición u otra de las páginas de resultados. Los algoritmos marcan las reglas del juego a la hora de hacer SEO.
  • SERP´S: Son las páginas de resultados de búsqueda.
  • Contenido: Cualquier elemento de un sitio web que el usuario pueda ver, leer o escuchar.
  • Contenido duplicado: Se trata de un contenido copiado, es decir, que ya lo ha publicado otro sitio web con anterioridad.
  • White Hat SEO: El SEO de sombrero blanco, son las técnicas de SEO que se basan en las directrices que marcan los algoritmos.
  • Black Hat SEO: El SEO de sombrero negro, es utilizar técnicas que fuerzan o arriesgan las normativas de los algoritmos.
  • Sitemap o mapa se sitio: Es un archivo, normalmente expresado en formato xml, que contiene el listado de todas las páginas de nuestro sitio web.
  • Metatags o etiquetas meta: Son las etiquetas meta que ayudan a los buscadores a interpretar mejor nuestra página web.
  • Backlinks o enlaces externos: Se trata de los enlaces que una páginas web hacen hacia otras páginas web diferentes.
  • Anchor text o texto ancla: Es la palabra o imagen que contiene el enlace.
  • Linkbuilding o estrategia de enlaces: Es una estrategia de SEO encargada de generar enlaces entrantes o backlinks hacia un sitio web.
  • Impresiones en SEO: Es el número de veces que un resultado aparece en la página de resultados de búsqueda de un motor.
  • Clic en SEO: Cuando un usuario hace clic en un resultado de búsqueda.
  • CTR, Click through rate o tasa de conversión en resultados SEO: Es un dato porcentual que mide la eficacia de un resultado SEO, midiendo el número de clics en función al número de impresiones generadas.

Pide tu análisis SEO totalmente gratis >> PÍDELO AQUÍ <<

TIPOS DE SEO

Internet es un océano de información y si no aplicas herramientas para que tu contenido destaque no lograrás tener las visitas suficientes. Si bien es cierto que los motores de búsqueda han facilitado el trabajo de encontrar información y en pocos segundos son capaces de mostrarnos cientos de páginas al introducir una palabra, para las páginas web no es tan fácil que su contenido aparezca entre los primeros resultados.

Al momento de plantear una estrategia de posicionamiento SEO se debe tener en cuenta que existen dos acciones para ayudarnos en el proceso. Se trata del SEO On page y SEO Off page. Este último es el que se trabaja fuera de nuestra web y el primero son todas aquellas acciones que hacemos para mejorar el contenido en nuestra propia web.

El SEO On Page hace alusión a la relevancia y se encarga de que la web esté perfectamente optimizada para que el motor de búsqueda la encuentre y la posicione lo mejor posible. En él se incluye el uso de las keywords, las experiencias del usuario, el tiempo de carga de la página principal y las subpáginas, el formato de las URL, etc.

Por su parte, el SEO Off Page se centra, como su propio nombre indica, en aquellos factores que son externos a tu web. A este respecto hay que decir que los factores con los que trabaja de manera más habitual es el número y la calidad de los enlaces que dirigen a ella, la presencia que se posee en las redes sociales, la autoridad de la marca, las menciones en otros medios, etc.

Que existan diferencias entre SEO On Page y SEO Off Page no quiere decir que sean estrategias opuestas. Lo correcto sería entenderlas como estrategias complementarias. Es más, trabajar correctamente tanto el SEO On Page como el SEO Off Page es la manera óptima de alcanzar los primeros resultados de búsqueda.

Antes de entrar en las diferencias entre SEO on Page y SEO Off Page, vamos a ver en qué consiste cada uno de estos conceptos.

Seo On Page

Como ya hemos explicado anteriormente, el SEO On Page se encarga de los aspectos internos del sitio web a posicionar. Enumeramos y explicamos cada uno de ellos:

  • LAS PALABRAS CLAVE
    Las keyWords o palabras clave son los términos por los que nuestros usuarios objetivo están buscando nuestros productos o servicios. En ellas se basa toda la estrategia SEO de un sitio web y lo primero que debemos hacer es analizar y seleccionar cuáles van a ser las palabras clave a posicionar.Pero, ¿cómo saberlas?. A día de hoy existen muchos programas de SEO que nos ayudan a identificarlas aunque las más generales ya las sabremos porque conocemos nuestro negocio y nuestros clientes.
    A la hora de encontrar palabras clave debemos de hacer una selección en función a:

    • Número de búsquedas
      Saber cuánto se está buscando una palabra clave en SEO es fundamental para saber su potencial. Las más buscadas también serán las más competidas por ello no es recomendable centrarse sólo en ellas, sino hacer una selección variada entre keywords muy buscadas y menos buscadas.
      En este apartado conviene hablar de las palabras de “cola larga” o “longtail” que son aquellas que tienen un término más específico, están compuestas por varias palabras, incluso llegan a ser frases completas y que son menos buscadas, pero más fáciles de colocar en los primeros resultados de búsqueda y tienen una mejor conversión. Por poner un ejemplo y aclarar el término, una palabra clave competida puede ser “comprar zapatillas running” y una longtail de este término podría ser “comprar zapatillas running Adidas del 42”.
    • La competencia
      Está directamente relacionada con el número de búsquedas y normalmente a mayor número de búsquedas la competencia aumenta.

    Vamos a dividir las palabras clave en dos grandes grupos según su objetivo para hacernos a la idea de todos los tipos de palabras clave que podemos encontrar.

    • Palabras clave informacionales
      Son las que tienen como objetivo atraer tráfico orgánico pensado en solucionar dudas o problemas, no tienen el objetivo de convertir. Una palabra clave informacional puede ser la siguiente: “Cómo empezar a correr”.
    • Palabras clave transaccionales
      Son las pensadas para atraer conversiones en el sitio web, mucho más enfocadas a cumplir objetivos de transacción. Por ejemplo, “comprar zapatillas running”. Como ves ambas palabras clave pueden servir para el mismo negocio, pero solucionan etapas del comprador diferentes.
  • LOS CONTENIDOS
    Cuando hablamos de contenidos, nos referimos a todos los elementos que componen el sitio web, desde el texto hasta las imágenes, videos, audios… Todos ellos con contenidos web y es necesario optimizarlos para conseguir nuestros objetivos de tráfico orgánico. Vamos a ver qué aspectos podemos optimizar de cada uno de ellos.

    • Contenido de texto
      Como su nombre indica, texto, son las palabras con las que describimos un servicio, un producto o escribimos un post del blog. El texto tiene una premisa esencial si queremos que nos ayude a conseguir mejorar nuestro posicionamiento SEO. Debe de ser único, entendiendo único como que no es una copia exacta de ningún otro texto que ya esté publicado en Internet, ya que si lo está no nos ayudará a mejorar y si tenemos mucho contenido duplicado en nuestro sitio web, puede llegar a penalizarnos.
      Además esto texto debe ser útil para el usuario y ayudarle a resolver una duda o un problema, de lo contrario no nos ayudará a mejorar. A la hora de redactar los contenidos de tu sitio web, piensa en los problemas que tienen tus usuarios objetivo y resuélvelos, sólo así crearás un buen contenido.
    • Contenidos de imagen
      Al igual que los de texto, las imágenes también de ser únicas para poder ayudarnos a mejorar nuestro SEO. Aunque parezca que una imagen es simplemente una imagen, a la hora de hablar de SEO, podemos optimizarlas en los siguientes puntos:

      • Al salir de una cámara, captura de pantalla o un banco de imágenes, los nombres de la imagen no están optimizados. Es importantes que nombremos la imagen con la palabra clave adecuada y queremos posicionar.
      • El peso de la imagen es uno de los aspectos más importantes de optimización web. Cuando obtenemos unas fotos de calidad, sus pesos superan con creces lo recomendado, que suele oscilar alrededor de los 70kb. Hay que evitar cargas fotos de 1, 2 o más megas de peso, esto evitará que nuestra página web cargue lento.
      • El tamaño de la imagen también es importante para reducir la velocidad de carga del sitio web. Si el espacio que va a ocupar en la web es de una determinada dimensión, debemos de editar nuestra imagen para que también lo sea. Esto evitará que el navegador tenga que redimensionar la imagen y ganaremos en velocidad de carga.
      • Al subir las fotos a la página web podemos configurar 3 campos importantes para optimizar todavía más las imágenes. El primero es la etiqueta “title”, en la cuál debemos de incluir la palabra clave rodeada de algo más de texto hasta un máximo de 70 caracteres. Luego tenemos la etiqueta “ALT” en la que debemos de poner la palabra clave a posicionar. Si tenemos varias imágenes para la misma palabra clave, es recomendable utilizar sinónimos o variaciones de la principal. Por último tendremos un campo de descripción en el que se recomienda describir la imagen.
      • También es importante el formato de imagen con el que trabajemos. Normalmente se trabaja con JPG o con PNG dependiendo de si necesitamos una imagen con o sin fondo. A día de hoy están surgiendo otros formatos más recomendables gracias a su mayor compresión y menor peso. El más destacado es el WebP, que es el que recomienda Google utilizar.
      • Por último y dependiendo de si nuestro objetivo es posicionarnos en palabras clave locales, es decir, tenemos como objetivo “dentistas Madrid”, podemos ponerle coordenadas de geolocalización y así darles un aspecto más potente para posicionar en la localidad objetivo.
  • LAS ETIQUETAS META
    Las meta etiquetas de un sitio web son una etiquetas HTML que ayudan a Google a comprender mejor la intención de posicionamiento de nuestro contenido. Las dos más destacadas y que deberías de tener implementados en todas las url con objetivos de posicionamiento de tu sitio web son:

    • La etiqueta título o meta title es la más importante a la hora de identificar el posicionamiento de una url del sitio web. Tenemos un máximo de 70 caracteres para explicar al usuario de qué va la sección del sitio web. Para optimizarla debemos incluir la palabra clave o keyword objetivo de posicionamiento.
    • La etiqueta descripción o meta description es otra de las etiquetas importantes para SEO y en ella podemos ampliar algo más nuestro contenido, podemos llegar a los 250 caracteres. La razón de cumplir el número de caracteres, es que Google corta los contenidos en los resultados de búsqueda en el caso de que superen estas medidas.
  • LA ARQUITECTURA
    La arquitectura web, entendida como el árbol de las diferentes secciones de las que va a disponer la página web, debe de estar optimizada para SEO y ha de estructurarse según las palabras clave objetivo que queremos posicionar. La regla nos dice que hay que competir por una sola palabra clave por url.
  • EL CÓDIGO WEB
    Cada vez hay más información sobre SEO en Internet, encontramos blogs especializados en SEO, muchos contenidos de estrategias, técnicas, buenas prácticas… debido a esto podemos a llegar a formarnos en SEO leyendo y leyendo. Todo esto ha provocado que si de verdad tienes que competir en SEO necesites también de conocimientos técnicos para pulir tus estrategias al máximo.
    Ahora existen muchos CMS con los que crear páginas web de manera fácil y rápida, pero la realidad es que a nivel de código hay que pulir determinadas funciones para mejorar la velocidad de carga, ofrecer una mejor experiencia de usuario y poder tener un plus en nuestro posicionamiento SEO.
  • LOS ENLACES INTERNOS
    Son los enlaces o links que enlazan partes de un mismo sitio web. Una buena estructuración de enlaces internos nos ayuda a destacar unas secciones sobre otras en función de la importancia que les queramos dar.
  • LAS URLS
    La url de cada sección web también la podemos utilizar, y el formato podría ser “https://www.miweb.com/palabra-clave/”
  • LA USABILIDAD (DISEÑOS RSPONSIVE)
    Teniendo en cuenta que el uso de dispositivos móviles cada vez es mayor, la correcta adaptación de los diseños a móviles, tablets, smartphone… es fundamental para garantizar una buena experiencia de usuario.

Seo Off Page

Ya hemos visto que el SEO Off Page, encargado de los aspectos externos que afectan a nuestro posicionamiento, es también una parte muy importante dentro de lo que al posicionamiento orgánico se refiere. Dentro de estas técnicas de SEO destacan:

  • Crear un blog de calidad
  • Utilizar agregadores de contenido
  • Comprar enlaces de autoridad
  • Alta en directorios
  • Guestblogging
  • Enlaces recíprocos
  • Link baiting
  • Difusión y promoción en redes sociales
  • Comentarios en blogs y foros

Diferencias entre Seo Off Page y SEO On Page

Una de las principales diferencias entre SEO On Page y SEO Off Page es el lugar donde se realizan. En el primer caso son acciones realizadas dentro de la web y en el segundo se ejecutan fuera de ella.

Otra de las diferencias entre SEO On Page y SEO off Page más importantes es el tiempo. Las acciones que se realizan para mejorar el SEO On Page de una página son instantáneas. Las puedes hacer en el momento de subir el contenido. Mientras que el SEO Off Page puede entenderse más como una estrategia a largo plazo.

Más allá de buscar las diferencias entre SEO On Page y SEO Off Page hay que buscar su complementariedad. La combinación de SEO On Page y SEO Off Page ayudará a mejorar el posicionamiento web.

FASES DE UNA ESTRATEGIA SEO

Para llevar a cabo una correcta estrategia SEO, debemos de seguir una serie de pasos para poder lograr el éxito. A continuación vamos a ver cada uno de las fases y las tareas que debemos de realizar en cada una de ellas.

Análisis e investigación

Antes de ponernos a crear contenidos, buscar imágenes o videos y demás tareas de contenidos, debemos a analizar el mercado y descubrir contra quién competimos. Los pasos que debemos seguir en esta primera fase son:

  • Analizar y descubrir las palabras clave o keywords por las que debemos de competir. Para ello disponemos de diferentes técnicas y programas, puedes descubrir cómo hacer una buena selección de palabras clave aquí. Las más claras ya las conoceremos, pero tras una buena investigación seguro que salen muchas más.
  • Ahora que ya sabemos cuáles son nuestros términos de búsqueda, podemos descubrir y analizar a nuestra competencia. Es paso es sencillo, hay que ir a Google y teclear una de nuestras palabras clave, apunta en un excel los 3 ó 5 primeros competidores que aparecen en los resultados de Google.
  • Cuando hayas terminado de saber cuáles son tus competidores, ya puedes analizarlos y ver qué palabras clave les atraen tráfico y así poder utilizarlas también. Para este tipo de investigación recomendamos usar programas de SEO profesionales tipo SemRush, Sistrix o SemRush, arrojan información muy valiosa que puedes utilizar a tu favor.

Puesta en marcha

  • El primer paso, una vez que ya tenemos el listado de nuestras keywords objetivo, debemos de crear la arquitectura del sitio web. Lo más importante de esta parte es que debemos de utilizar tan sólo 1 palabra clave por url. Este paso trata de relacionar nuestros servicios, productos, contenidos… con las palabras clave encontradas.
  • Cuando ya tengamos definida la arquitectura del sitio web, ya podemos dotar de contenidos cada url. Acuérdate de optimizar los contenidos para el término de búsqueda objetivo.
  • Cuando ya tengamos todos los contenidos listos, podemos lanzar nuestro sitio web y que todo el mundo lo conozca.

Seguimiento y optimización

No por ser la última fase, es la menos importante, al contrario es una de las más determinantes en SEO. Seguro que has oído la frase de “lo que no se mide, no se puede mejorar”, pues en efecto, tiene toda la razón. Si no analizamos el rendimiento del sitio web, no vamos a poder mejorar nuestro posicionamiento nunca. Como estamos hablando de SEO, una de los objetivos prioritarios es el conseguir buenas posiciones en los resultados de búsqueda.

Por suerte para no estar buscando siempre en Google nuestra página web, existen programas de SEO que nos ayudan a monitorizar todas las posiciones sin esfuerzo alguno. Aquí tienes algunos de los más utilizados para llevar este seguimiento fundamental en SEO.

Dentro de las tareas de seguimiento y optimización tenemos:

  • Monitorización de palabras clave: saber en qué puesto salimos en los resultados de búsqueda y ver las variaciones.
  • Monitorización de errores: en las páginas web surgen errores y fallos que a simple vista es muy complicado ver, utilizar programas que monitoricen la salud de nuestro sitio web nos harán más fácil el día a día.
  • Analítica web: conocer las visitas que tenemos, de dónde vienen, qué tipo de usuario nos visita y qué hacen en el sitio web, es fundamental para saber si tenemos la arquitectura web bien planteada o debemos de modificarla. El programa que os recomiendo para llevar este seguimiento es Google Analytics.

VENTAJAS DEL POSICIONAMIENTO SEO

El mercado online crece a pasos agigantados, la mayoría de la población utiliza Internet para informarse, comprar e incluso encontrar pareja. Imagina estar en los primeros resultados de búsqueda para tu sector. Esto te puede generar contactos, llamadas, clientes potenciales… a nivel profesional el SEO es un comercial 24 horas a nuestra disposición.

  • Ganamos visibilidad en los resultados de búsqueda
  • Aumentamos los clics y las visitas a nuestro sitio web
  • Aumentamos los contactos y llamadas de clientes potenciales.

Para comprender realmente qué es SEO es necesario también hablar de sus aplicaciones y cómo puede beneficiar a una página web o tienda online. En este sentido, las estrategias asociadas al posicionamiento web consiguen que la página sea más práctica tanto para los usuarios como para los motores de búsqueda, los cuales son cada vez más complejos y sofisticados. De hecho, estos son capaces de entender la temática de cualquier portal y determinar la utilidad que tiene para los internautas.

Evidentemente, un buen posicionamiento SEO repercute en unos mayores beneficios económicos para el administrador de la web. Piensa, en este sentido, que si tu web alcanza la primera posición de Google en el ranking confeccionado en torno a una palabra clave y esto hace que, por ejemplo, alcances las 100.000 visitas mensuales tus ingresos pueden rondar los 20.000 euros al mes. Además, según estudios realizados por el propio Google, el 70% de los usuarios solo hacen clic en la primera posición del listado.

que es seo

CONCLUSIONES

Es evidente que el SEO es una disciplina compleja que necesita un proceso de actualización constante de los sitios web. Además, está sujeto a las innovaciones introducidas por los motores de búsqueda. En este sentido, el funcionamiento de estas plataformas se basa, por norma generalizada, en una serie de complejos algoritmos que, teniendo en cuenta todos los factores que hemos comentado, son capaces de determinar la posición que merece cada portal en el ranking confeccionado en torno a una keyword en función de su nivel de calidad.

Si gestionas una web o tienda online, el SEO te ayudará a alcanzar las posiciones más altas en los buscadores. Lo cual se terminará traduciendo en un mayor tráfico de visitas y, consecuentemente, en un mayor beneficio en términos económicos. En definitiva, el SEO es una disciplina imprescindible que puede reportar múltiples ganancias en todos los sentidos.

Pide tu análisis SEO totalmente gratis >> PÍDELO AQUÍ <<