Qué tipo de contenidos debes incluir en tu página web del sector industrial

A diario muchos proveedores y posibles clientes buscan información sobre empresas con las que pueden colaborar pero, ¿estás seguro de que pueden encontrarte? Lo más probable es que pases desapercibido si no cuentas con una página web adecuada con contenido esencial para otras industrias.

Para que esto no ocurra debemos tener actualizada nuestra página web con contenido relevante y de interés para los prospectos. Pero esto no se consigue de un día para otro y hay que ir poco a poco construyendo una página web que destaque sobre las de la competencia ofreciendo lo que el cliente quiere y atendiendo a sus problemas e inquietudes.

No te preocupes si no sabes por dónde empezar, en este post te vamos a recomendar qué tipos de contenido son los que nunca deben faltar en tu página web del sector industrial.

Qué contenido incluir en tu web del sector industrial

  • Información sobre tus habilidades y conocimientos

Lo primero que van a querer saber tus posibles clientes es si les vas a poder proporcionar el servicio que está buscando o si les vas a poder solucionar sus problemas. ¿Qué significa esto? Que en tu web vas a tener que mostrar información sobre los servicios que ofreces como por ejemplo:

– Qué capacidad de producción tiene la empresa

– Qué tipo de materiales se usan

– Mercados o sectores en los que opera

– Cómo la calidad se implementa en cada uno de los procesos de fabricación del producto

– Qué volumen de producción tiene en la actualidad

Gracias a estas especificaciones, tus posibles compradores sabrán si han encontrado la empresa adecuada o no.

  • Qué máquinas se utilizan para la producción

Ahora que ya conocen qué hacemos y cuáles son las habilidades es el turno de mostrar con qué tipo de máquinas se trabaja en la empresa. No solo es importante saber qué materiales se utilizan para hacer los productos, sino que el modo de hacerlos es fundamental.
Hay que mostrar que las máquinas son aparatos que realizan su función de una manera adecuada y correcta pasando todos los controles de calidad vigentes, elaborando un producto seguro y duradero para el cliente.

  • Certificaciones

En este caso hay que mostrar que cumplimos con ciertos criterios que han supuesto para nosotros un esfuerzo considerable. De esta manera estamos enseñando los logros que hemos conseguido como resultado de un esfuerzo realizado por la empresa durante un determinado tiempo.
Pero no hay que ser egocéntrico hablando en todo momento de nosotros sino que también debemos ponernos en la piel del cliente y hacer un sitio web adaptado a sus propias expectativas. Y para ello hay que crear contenido siempre pensando en los buyer persona que ya tenemos definidos.

  • Vídeos explicativos

Los vídeos dan la oportunidad de mostrar a los clientes potenciales cómo es el taller, cómo se trabaja, qué métodos se emplean, cómo se organiza la producción, cómo se asegura la calidad durante todo el proceso… es decir, es una excelente manera de mostrar la empresa al resto del mundo!
Si logras captar un prospecto a la web y ve el proceso del trabajo que se hace en la empresa, es muy probable que se acabe convirtiendo en un cliente.
Así que no lo dejes escapar: prepara vídeos del taller, los procesos, las máquinas con las que se trabaja… y crea una imagen adecuada a tu tipo de negocio.

  • Casos de clientes

Otro de los contenidos que no debe falta en una página web del sector industrial son los casos de éxito de los clientes que tenemos. Los posibles compradores van a querer ver los proyectos en los que se ha trabajado y ver también qué es lo que es posible conseguir.
Así pues, muestra esta información y realiza casos actuales de clientes con los que trabajas para mostrar al resto de los visitantes de la web qué es lo que pueden conseguir y de qué manera.

 

El hecho de aplicar estos consejos e incluir en la página web de una empresa del sector industrial este tipo de contenido hace que pasemos de tener una web básica a un sitio web atractivo que atraiga visitantes y sea capaz de convertir a esos visitantes en clientes finales.