qué es un cta

Uno de los términos más empleados en Inbound Marketing es sin duda CTA. Seguro que en más de una ocasión has oído hablar sobre las call to action o llamadas a la acción. Y si no has oído hablar sobre ellas es casi imposible que nunca hayas visto una, las páginas web están llenas. “Llama ahora”, “pincha aquí” o “pide cita” son algunos ejemplos clásicos de llamadas a la acción. Sigue leyendo si quieres conocer qué es una CTA, para qué sirve y cómo puede ayudarte en tu proyecto digital.

Qué es una CTA

CTA son las siglas de Call to Action, llamada a la acción en español. Se trata de un botón o un enlace que se coloca en algún lugar visible de la página web para atraer el tráfico de visitantes hacia una landing page específica con la intención de convertir a esos usuarios en leads. Se le llama Call to Action o llamada a la acción porque se trata de un recurso que visualmente destaca en la página y llama la atención del usuario para realizar una acción concreta. Una CTA despierta la curiosidad del usuario porque le propone contenido de su interés. Cuando el usuario hace clic en una Call to Action se le redirige a una página de aterrizaje en la que encontrará contenido de valor, relevante y que realmente le interesa. Así pues, se podría decir que una llamada a la acción actúa como reclamo o gancho para que el usuario realice una acción determinada.

Los motivos de utilizar una CTA en una página web pueden ser muchos y muy variados aunque siempre estarán enfocados a atraer la atención de los visitantes para convertirlos en leads. Algunos de los usos más comunes para la creación de botones de llamada a la acción son la generación de clientes potenciales, lead nurturing, el cierre de ventas, o la promoción de eventos o incluso de las propias redes sociales de la compañía, por ejemplo. Las llamadas a la acción son un elemento fundamental para que los visitantes sigan el recorrido exacto que las marcas quieren que sigan dentro de su sitio web. Otro factor importante relacionado con las CTA es que permiten analizar y comprender mejor el comportamiento de los usuarios dentro de la propia página web.

Cómo crear la Call to Action perfecta

Los botones de las llamadas a la acción cuentan con dos elementos fundamentales: texto y diseño. Aunque se trata de dos elementos diferentes, cuando se combinan en una CTA tienen un impacto directo sobre las conversiones. A la hora de crear un botón Call to Action es importante apostar por un diseño atractivo y llamativo para captar la atención del visitante. Con el copy de la llamada a la acción sucede lo mismo. El copy debe ser breve pero claro y hacer una clara invitación al visitante a hacer clic. Para crear la CTA perfecta es importante no perder de vista su objetivo principal, llamar la atención del usuario. Eso sí, sin estridencias.

El primer paso para crear la llamada a la acción perfecta es saber a quién nos dirigimos buyer personay tener en cuenta nuestro . Es importante focalizar la CTA hacia quien nos estamos dirigiendo y para eso no hay nada mejor que la segmentación. Cuanto más segmentemos nuestra audiencia más efectivas podrán ser nuestras Call to Action. Tendrán un mayor tasa de conversión. Es importante conocer a nuestros clientes, saber quiénes son y cómo queremos que nos perciban, por eso también hay que elegir cómo dirigirnos a ellos, qué tono emplear.

La claridad en el mensaje es fundamental en una Call to Action. Ésta debe estar siempre orientada a la acción, por eso se suelen emplear verbos como descargar, apuntar, inscribir, obtener, conseguir, pedir… que apelan directamente al visitante para que tome acción. Es fundamental que el botón de la llamada a la acción se coloque en un lugar destacado y fácil de localizar en un simple vistazo. Lo que nunca se puede hacer es esconder una CTA en un rincón poco visible de la página.

El diseño juega un papel esencial a la hora de destacar el botón de llamada a la acción. Es habitual optar por colores llamativos o que contrasten con la combinación de colores predominante en la página, aunque siempre guardando coherencia o relación para que la CTA no desentone. El tamaño debe ser proporcionado, es importante que se vea bien y que se pueda leer con claridad el copy de la Call to Action. Sin embargo, tampoco se puede utilizar un botón de llamada a la acción gigante. La proporcionalidad en este sentido juega un papel clave. Tampoco es conveniente abusar de las llamadas a la acción, puede resultar contraproducente.

Las CTA deben presentar un copy claro, directo y conciso pero con tono persuasivo. El diseño del botón de la llamada a la acción es el encargado de captar la atención del visitante. El copy, por su parte, debe invitarle a llevar a cabo la acción de pinchar en él. Es importante que a la hora de redactar el copy de la Call to Action no se caiga en mentiras o falsas promesas sobre el contenido que encontrará el usuario en la landing page. Normalmente los copys de los botones CTA incluyen la palabra clave. Algunas de las estrategias que mejor funcionan a la hora de crear copys para llamadas a la acción son la sensación de urgencia, exclusividad y gratuidad.

Ejemplos de llamadas a la acción

Las CTA están a la orden del día y podemos encontrarlas casi en cualquier página web que visitemos. A continuación te dejamos algunos pantallazos con ejemplos de llamadas a la acción efectivas en páginas como las de Nespresso, Netflix, Dropbox, Canva o Moz.

Call to Action Nespresso

 

Call to Action Moz

 

CTA Netflix

 

Llamada a la acción Dropbox

 

CTA canva

Consultoría Inbound Marketing