Marca, símbolo, logotipo, eslogan o diseño son elementos que identifican un negocio, empresa o compañía. Una marca es uno de los factores más decisivos a la hora de impulsar los resultados positivos de un negocio, ya que gracias a la imagen de marca los consumidores pueden distinguir nuestro producto o servicio de la competencia.

La marca es un elemento en constante movimiento y evolución, debido a que cambia conforme lo hacen los clientes y los consumidores de un negocio. Una marca, además de destacar por encima del resto de distintivos de la competencia, tiene como objetivo conseguir que sus potenciales clientes perciban el negocio como único proveedor del producto o servicio que ofrece.

En este post vamos a analizar la importancia que tienen las marcas para los negocios y cómo estas nos pueden ayudar a alcanzar los resultados marcados. ¡Sigue leyendo!

 

La marca y su importancia para el negocio

Entendemos por marca toda señal, distintivo o concepto que nos permite identificar o diferenciar a un producto o servicio de una compañía frente a su competencia. La marca no solo ayuda a conocer y descubrir a una empresa, sino que también aporta un valor en sí misma, ya que simboliza un deseo en la mente del consumidor.

La importancia que tiene una marca para un negocio es la capacidad de recordar emociones, sentimientos y recuerdos en los clientes; es decir, diseñamos marcas para que conecten con nuestro público. Cuando creamos una marca estamos generando un vínculo emocional con nuestros clientes; tratamos de “humanizar” a la compañía para que ese público objetivo se sienta identificado con ella. Un claro ejemplo es la conocida marca Coca Cola que, ha conseguido que asociemos su marca con conceptos tan potentes como la felicidad o la Navidad.

Cuando hablamos de branding y naming, es decir, cuando pensamos nombres para marcas, hay que destacar el valor que tienen dentro de la misma. Además, de todos los elementos que componen una marca, el nombre es lo que suele predominar por encima del resto de conceptos como la tipografía, el color corporativo, el eslogan… Al fin y al cabo, el nombre aparece tanto de forma indirecta como directa cuando comunicamos cualquier aspecto de la compañía.

 

6 pasos para que nuestra marca nos ayude a mejorar resultados

Suele ser muy común que la mayoría de las personas asocien un logotipo al concepto de marca. Tenemos que profundizar en crear una marca fuerte para ayudar a que nuestro negocio obtenga mejores resultados. 

A continuación, te explicamos varios consejos que pueden ser de gran utilidad y que engloban todo lo que hay detrás a la hora de crear una marca:

  • Define los valores de tu empresa. Este punto incluye partes fundamentales como comunicación, valores de la empresa, atributos de marca y hasta su personalidad. Una vez que hayas marcado y definido estos puntos deberás ser siempre fiel a ellos y trabajar entorno a lo que previamente marcaste ; sólo así podrás desarrollar una imagen de marca sólida y coherente..
  • Piensa un buen nombre. La originalidad en el nombre de tu marca llama la atención del consumidor. Este deberá ser reconocible y, a poder ser, fácil de pronunciar. Además, tendrá que ser coherente con la identidad de tu empresa. Existen muchas tipologías mediante las que crear un nombre para tu marca: acrónimos, geográficos, nombres personales, descriptivos, etc.
  • Diseña una imagen corporativa. Al igual que el nombre de tu marca, la imagen corporativa deberá ser atractiva, sencilla, comprensible y fácil de recordar por tus usuarios. En otras palabras, imagen corporativa con cada una de sus piezas es otro signo por el que tus clientes pueden identificar la marca de tu negocio.
  • Crea un eslogan que enganche. Idear y proponer un eslogan que sea sonoro y también fácil de recordar es a veces una tarea complicada. El objetivo del eslogan no es otro que completar la identidad de marca de tu empresa y que los consumidores puedan recordarla con tan solo escuchar una frase. Por ejemplo: Nespresso, marca de cápsulas y máquinas de café, dispone de un eslogan con el que se le identifica perfectamente: What else?
  • Céntrate en tu público objetivo. Segmenta y define cuál es el público al que va a ir encaminada tu marca: gracias a esto llegarás a tus consumidores de una forma más fácil, directa y sencilla.
  • Busca ser original. No intentes copiar lo que hacen otros negocios, simplemente sé tú mismo cuando crees tu propia marca. A tus consumidores les atraerás más si ven que tu empresa sobresale del resto de la competencia por ser inédita, original y auténtica.

¿Qué te ha parecido este post?, ¿has conseguido hacerte una idea de todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de comenzar a diseñar una marca con fuerza?