link building

Qué es el Link Building

La técnica del Link Building es una parte del trabajo SEO que beneficia al posicionamiento de una página web. Se trata de establecer una red de enlaces externos de modo que la página de referencia sea enlazada por otros portales web mejorando así el puesto que ocupa en el ranking de la página de resultados del buscador. La clave de la técnica del Link Building reside en que las páginas enlazadas sean relevantes para conseguir un traspaso de autoridad que beneficie a la página destinataria del enlace. Lo ideal, como trataremos más en profundidad posteriormente, es que estas páginas sean de temáticas relacionadas del sector o que compartan los mismos intereses.

Lo preferible es que estos enlaces se construyan de forma natural. Esto suele ocurrir cuando se está enlazando contenido de calidad. Es normal que cuando un artículo es bueno, interese compartirlo y difundirlo para que llegue a más gente o para completar o ampliar información de una página con otra. La forma artificial de construir una estrategia de Link Building está penada por Google. Aunque si se realiza con cabeza, es difícil de demostrar su carácter artificial. Para imitar la naturalidad de los enlaces, hay que tener ciertas consideraciones para no crear sospechas como variar a menudo el anchor text del enlace o meter otros enlaces salientes a páginas importantes de cierto renombre.

Beneficios de una estrategia de Link Building

El fin último de una estrategia de Link Building es mejorar el posicionamiento del sitio web. Sin embargo, por el camino hay otros efectos colaterales beneficiosos que resultan muy valiosos:

Branding a través del Link Building: el principal beneficio es la mejora del posicionamiento orgánico en los buscadores, pero esto lleva implícito el posicionamiento en la mente de los consumidores. Al estar en un buen lugar en el ranking del buscador, la empresa goza de una mayor visibilidad, por lo que se está impactando a los usuarios con la imagen de marca. De este modo, cuando tengan algún tipo de necesidad, sin tener que recurrir a una búsqueda en la red, ya figurará la empresa en su mente.

Mejor indexación por parte de los buscadores: la creación de enlaces con anchor text relevantes y la existencia de palabras clave en tu sitio web facilita que las arañas de Google tengan más claro la naturaleza de tu negocio, por lo que, gracias al Link Building estas páginas están perfectamente indexadas dentro de la categoría exacta que le corresponde.

Un efectivo método de publicidad: la generación de enlaces constituye un método publicitario que podría decirse que es permanente. Si tu página es enlazada por otras páginas o dejas comentarios en foros o blogs de temáticas relacionadas, tendrás ahí siempre una parcela con tu enlace para darte a conocer.

Tipos de enlaces al hacer Link Building

No todos los enlaces valen lo mismo a la hora de poner en práctica una estrategia de Link Building. Los enlaces pueden ser de dos tipos:

  • Enlaces internos: son los provenientes del propio dominio. Son los que se generan cuando se enlazan páginas de un mismo portal web. Sirven para ampliar información dentro de la misma página. Su importancia radica en la optimización del SEO On Page, que son los ajustes que se pueden hacer dentro de la propia página para mejorar el posicionamiento natural.
  • Enlaces externos: estos son los llamados backlinks y provienen de páginas de terceros. Son más relevantes que los anteriores de cara a mejorar el posicionamiento. Se entiende que es más difícil que una página de un dominio externo te enlace, por lo que, cuando ocurre, se valora más.

Estos últimos, los backlinks, se dividen a su vez bajo un criterio de transmisión de autoridad:

  • Backlinks DoFollow: estos son los que transmiten parte de autoridad a la página enlazada. Los links DoFollow son los que interesan en una estrategia de Link Building para la mejora del posicionamiento.
  • Backlinks NoFollow: con este tipo de links no hay transmisión de autoridad entre páginas, pero constituyen una fuente de tráfico web. Se utilizan como una forma de complementar la información que se está ofreciendo. A pesar de que no son tan beneficiosos para posicionar, son necesarios. Google requiere que haya un cierto equilibrio entre ambos tipos de links.

Por tanto, los enlaces más interesantes son los links externos DoFollow por contribuir al incremento de la autoridad de página y servir como fuente de tráfico web. Pero hay que tener en cuenta que todos son necesarios para evitar penalizaciones. No conviene centrarse en aquellos que sean más productivos. Al final todos suman en mayor o menor medida. Cuando hay enlaces de otras páginas web, independientemente del tipo que sean, se está mejorando el SEO de la página. Se da por supuesto que cuando existen estos vínculos entre páginas es porque se complementan entre sí y se está generando valor a los usuarios. Si alguien ha decidido enlazar una es porque el contenido es relevante. Los buscadores ven estos detalles y favorecen la mejora del posicionamiento de las páginas en su ranking de resultados.

Consideraciones para una estrategia de Link Building

El Link Building es un proceso que puede llevar cierto tiempo hasta que los resultados son visibles. Por eso hay gente que quiere saltarse estos pasos y decide comprar backlinks. Cuando esto sucede el posicionamiento se ve tan favorecido de golpe que no pasa desapercibido a ojos de los buscadores, que pueden imponer penalizaciones. No merece la pena arriesgarse a ser penalizado y jugarse la expulsión del buscador por comprar backlinks. Éstos se pueden conseguir generando contenido de calidad, potenciándolo y difundiéndolo. No conviene obsesionarse, cuando el contenido es bueno, los enlaces externos llegan solos y de la mejor de las formas, espontánea y natural.

Hay que tener en cuenta que se valora más la calidad de enlaces que la cantidad. Es más eficaz tener menos enlaces pero buenos que muchos de mala calidad. Para conseguir que enlaces de calidad hay que tener en cuenta distintos aspectos:

  • Evitar dominios de dudosa reputación: no conviene buscar enlaces en páginas web de dominios dudosos que nos perjudiquen más que nos beneficien. Tu página pasará a ser considerada como un dominio spam cuando se junten varios de estas características. No se conseguirá aumentar la autoridad de dominio, pero sí las dudas y la desconfianza hacia tu web.
  • Origen de los dominios: las páginas web que te enlazan deben tener un origen más o menos similar. Esto no quiere decir que no te pueda enlazar una página con un dominio situado lejos geográficamente hablando, pero si hablamos de una web española sería sospechoso que tuviera enlaces desde Rusia cuando ni siquiera comparten el mismo idioma. Cuando este tipo de enlaces desde dominios lejanos llega a cierto número puede levantar sospechas.
  • Variedad de los dominios que enlazan: la variedad de los dominios que generan los backlinks es clave. Aunque haya una página web dispuesta a hacerte enlaces todas las semanas, no conseguirás gran cosa. El que cuenta es el primer enlace, los restantes solo hacen bulto. En una estrategia de Link Building se buscan enlaces de dominios distintos.
  • Búsqueda de la naturalidad: aquí se puede incluir la variedad de anchor text que comentábamos antes o el equilibrio entre los distintos tipos de enlaces para hacer ver que no sólo nos interesan los DoFollow.

Técnicas de Link Building

Las técnicas de Link Building son una gran ayuda para mejorar el posicionamiento de un sitio web. La construcción de backlinks hacia una página es una buena forma de hacer que esta escale posiciones en el ranking de Google. Sin embargo, puede tener algunos riesgos si no se realiza bien. A la hora de hacer Link Building es importante contar con una estrategia y ser conscientes de las técnicas de Link Building que empleamos para evitar penalizaciones por parte de Google.

Enlaces naturales

Los enlaces naturales, como el propio nombre indica, son los que surgen de manera espontánea. Conseguir que otros sitios web te enlacen de manera natural es mucho más sencillo si aportas contenido de calidad e innovador. Aunque esta es la técnica de Link Building ideal, resulta más complicada de lo que parece. Sin embargo, los resultados que se pueden conseguir hacen que merezca la pena el esfuerzo. Estrújate el cerebro y busca inspiración para conseguir que tu contenido sea atractivo e invite a otros sitios web a enlazarlo.

Guest Blogging

El método del guest blogging, también conocido como guest post, es una de las técnicas de Link Building más utilizadas. Para llevar a cabo la técnica de guest post tienes que buscar blogs relevantes que traten tus mismos temas y proponerles escribir un post como invitado a cambio de que te permitan colocar en el texto un enlace hacia tu web. Para que esta técnica sea más efectiva te aconsejo que a la hora de buscar los blogs consultes su autoridad de dominio. Cuanto mayor sea la autoridad de dominio de la página en la que coloques el enlace hacia tu web, más fuerza tendrá.

Enlaces .edu y .gov

Los enlaces .edu y .gov son muy bien valorados por Google. Así que, conseguir este tipo de enlaces es una de las estrategias de Link Building más potentes. Pero hay una pega, son los más difíciles de conseguir. Los enlaces .edu y .gov proceden de páginas educativas y gubernamentales respectivamente. Puedes localizar este tipo de sitios utilizando el comando “:site:.edu” o “site:.gov” en el buscador de Google.

A la hora de trabajar las técnicas de Link Building siempre es mejor que las páginas en las que vayas a colocar los enlaces hacia tu web traten tus mismos temas. Por eso puedes utilizar los comandos “intext:keyword” o “intitle:keyword” para encontrar las páginas que mejor se ajusten a tus temáticas. El comando site se puede combinar tanto con el comando intext como con el comando intitle. De este modo, puedes introducir en el buscador la combinación “site:.edu +intext:keyword” o “site:.gov +intitle:keyword”. Una vez identificadas las páginas que más te interesen viene la parte difícil, solicitar algún tipo de colaboración a cambio de un backlink.

Enlaces rotos

Los enlaces rotos son un problema para un sitio web, pero tú puedes sacarles partido. Se trata de una de las técnicas de Link Building más costosas, pero puede generar muy buenos resultados. Para llevarla a cabo tienes que encontrar enlaces rotos en una página en la que te interese colocar un backlink hacia tu sitio. ¿Cómo puedes saber si una página tiene enlaces rotos? Añade la extensión “Check my links” a tu navegador Google Chrome y podrás ver los enlaces de cualquier página. Esta extensión indica qué enlaces siguen funcionando y cuáles están rotos. Cuando hayas localizado un enlace roto en la página que te interesa visita “archive.org” introduce la URL errónea y comprueba qué contenido tenía. Una vez hecho esto, crea un contenido similar en tu sitio web. El último paso consiste en contactar con el administrador de la página que te interesa para ofrecerle cambiar su enlace roto por uno hacia tu web, concretamente hacia la página en la que has creado un contenido similar al que él enlazaba anteriormente. Ambos saldréis beneficiados ya que el tendrá un enlace roto menos y tú un backlink más.

Enlaces de competidores

Al igual que sucede con muchas otras tareas SEO, con las técnicas de Link Building hay que analizar la competencia. Existen herramientas como SEMrush que permiten comprobar los enlaces entrantes que tienen tus competidores. Esta información es realmente útil porque puedes aprovecharla para intentar añadir esos mismos enlaces, o al menos los que tengan una autoridad de dominio alta, hacia tu sitio.

Directorios

La de los directorios es una de las técnicas de Link Building más peligrosas. Si no se realiza con cierta precaución puede resultar contraproducente. Trata de localizar directorios centrados en las temáticas que tratas para añadir en ellos tu sitio web. Es importante que no abuses de esta técnica ni trates de incluir tu página en todos los directorios que encuentres.

Comprar enlaces

Comprar enlaces es una de las técnicas de Link Building menos aconsejables hoy en día. Gracias a la compra de enlaces puedes conseguir colocar backlinks hacia tu sitio web en páginas relevantes y con una gran autoridad de dominio. El problema de esta práctica es que Google lo detecte y resulte perjudicial. Si finalmente te decides por comprar enlaces utiliza en ellos la etiqueta nofollow.

Qué es el anchor text

Anchor text es un término muy empleado en SEO. Se trata de un elemento fundamental a la hora de llevar a cabo estrategias de Link Buiding. El Anchor Text, también conocido como texto ancla, es el texto visible de un enlace. Es decir, el texto sobre el que se hace clic. Se podría decir que un enlace consta de dos elementos: el propio vínculo que conecta dos páginas y el texto visible sobre el que se hace clic.

Una de las principales características del anchor text es que aporta información tanto al usuario como al motor de búsqueda sobre el contenido al que dirige ese enlace. El texto ancla es uno de los factores, junto a la autoridad de la página, que afecta directamente a la relevancia del enlace.

Como añadir texto ancla a un enlace

Los gestores de contenidos permiten añadir el texto ancla del enlace de manera sencilla. Por ejemplo, con WordPress basta con seleccionar el texto sobre el que quieras el enlace y hacer clic en la opción de “Insertar/Editar enlace” para introducir la URL hacia la que queremos que lleve el enlace.

Sin embargo, el proceso se complica un poco más cuando hay que introducir el texto ancla del enlace en HTML. Pero que no cunda el pánico, puedes utilizar este código como plantilla cuando necesites hacer un enlace en HTML.

<a href=”pegar la URL que quieras”>escribir aquí el anchor text</a>

Tipos de anchor text

Seguro que si haces un repaso a varias páginas web identificas diferentes tipos de anchor text. Existen distintos tipos de texto ancla como explicamos a continuación:

Keyword exacta

En el anchor text con keyword exacta se utiliza la palabra clave exacta que se quiere posicionar. No se añade nada más. Por ejemplo: “SEO”. A la hora de utilizar este tipo de anchor text hay que ser moderado. Si todos tus textos ancla utilizan la misma palabra clave Google podría pensar que estás haciendo algo sospechoso e incluso penalizarte.

Sinónimos

Otra opción es utilizar un sinónimo de la keyword exacta que se quiere posicionar. Así, además de potenciar la keyword principal podremos también posicionar sus sinónimos. Por ejemplo: “posicionamiento web”. Google cada vez entiende mejor la semántica y relaciona las palabras clave con sus sinónimos. El texto ancla con sinónimos es muy interesante para no caer en la repetición excesiva.

De marca

En el anchor text de marca se utiliza el nombre de la marca o la página web. Por ejemplo: “Zoping” o “www.zoping.es”. Este tipo de texto ancla es interesante para reforzar tu identidad de marca y ganar autoridad.

De marca + keyword

En este tipo de texto ancla se combina la marca con la keyword que se quiere posicionar. Por ejemplo “Zoping SEO”. El anchor text de marca + keyword permite asociar la marca a una keyword concreta y ambas saldrán reforzadas.

Naturales

Los textos ancla naturales son, como su propio nombre indica, los que se escriben de manera natural y muchas veces de forma aleatoria. Por ejemplo: “pincha aquí”, “mi página web”, etc.

Long Tail

Este tipo de anchor text incluye la keyword principal seguida de una coletilla. Por ejemplo: “SEO en WordPress” o “SEO para tiendas online”. Aunque las keywords long tail tienen un volumen de búsqueda menor cuentan también con menos competencia, por lo que son muy interesantes a la hora de posicionar. El texto ancla con long tail permite ser más concretos y aportar una mayor información tanto al usuario como a los motores de búsqueda.

Recomendaciones de uso para anchor text

A la hora de crear un perfil de anchor text no existe una fórmula única ni hay una clave para el éxito. Lo más importante es utilizar los enlaces de manera natural y tratar de ser precisos en la elección del texto ancla. Es posible que hayas oído que hay que tener un tanto por ciento de texto ancla de cada tipo. Sin embargo, cuando hablamos de SEO es muy difícil poner reglas. Al fin y al cabo cada web es distinta y cada una pertenece a nichos diferentes. Por lo que un perfil de anchor text que a una web le funciona genial puede ser un desastre para otra.

Qué es el Link Baiting

Link Baiting es otro de los términos más relevantes a la hora de hablar de Link Building. El Link Baiting es una de las estrategias de marketing digital, más orientadas a las técnicas de SEO, con la que se trata de conseguir enlaces o backlinks a nuestro sitio web de manera natural (sin hacerlos manualmente).

Cómo mejorar la estrategia de Link Baiting

La mejor de las estrategias para conseguir un buen Link Baiting es desarrollar contenido de calidad pensado para el usuario. Trata de ayudar y solucionar los problemas del usuario para que te vea como un referente. Así, a la hora de contratar un servicio o producto te tendrá en mente porque un día le ayudaste a solucionar una cuestión importante para el. Existen diferentes formatos de contenido que te pueden ayudar a mejorar el link baiting: videos, infografías, audios, imágenes… Cada sector es diferente y unos formatos funcionan mejor que otros. Lo ideal es probar cuál es el contenido perfecto para tu Link Baiting.

Link Baiting con vídeos

El formato vídeo está cada vez más de moda. Realizar vídeos cortos pero directos de tus servicios, casos prácticos o pequeñas píldoras formativas, funciona muy bien y permite atraer la atención de los usuarios. Prueba a crearte un canal de YouTube y subir tus primeros vídeos.

Nosotros hicimos este vídeo para presentar nuestro servicio. Uno de los tipos de vídeo que mejor funcionan son las píldoras formativas breves.

Link baiting con infografías

Las infografías son imágenes que ayudan a comprender mejorar el contenido de texto. Tratan de explicar un tema de una forma mucho más visual para que con un simple vistazo se comprenda mejor lo que se quiere transmitir. Si el diseño gráfico no es lo tuyo puedes probar a utilizar herramientas como Canva, muy intuitiva y fácil de manejar.

Link baiting con artículos de texto

El texto es el formato de contenido más clásico. Suelen gustar mucho los contenidos sobre casos prácticos, evaluaciones o estudios del sector, ser el primero en dar una noticia… Cuesta un poco más impactar con este estilo, pero siempre podemos innovar.