ley orgánica de protección de datos

La Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) es ahora mismo la ley más importante o que más debemos tener en cuenta todos aquellos que nos dedicamos al marketing. Explicado de una manera general, la ley de protección de datos, es la ley que protege los datos personales de clientes, consumidores o usuarios. Esto supone que el fichero en el que se recogen todos los datos debe estar sumamente controlado y debe ser completamente transparente. Además, con esta ley de Protección de Datos es necesario garantizar a todos los usuarios la opción de rectificar, por lo que no podemos oponernos si un usuario no desea proporcionarnos su información personal, o si quiere desaparecer del fichero.

Esta ley de protección de datos va a cambiar a partir del 25 de mayo de 2018, por lo que, si tienes un negocio online o realizas estrategias de marketing digital, continúa leyendo para saber que es lo que va a cambiar a partir del 25 de mayo.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que por un lado hay un reglamento europeo y por otro lado, una ley española. En Europa se aprobó el Reglamento Europeo sobre Protección de Datos, y, en consecuencia, la ley española lo que hace es desarrollar este reglamento europeo. Las dos han sido modificadas radicalmente y entrarán en vigor el próximo 25 de mayo.

La nueva Ley de Protección de Datos (LOPD), se encarga de adaptar a España lo que el reglamento europeo indica. Continúa leyendo para saber los cambios que puede suponer esta reforma en el día a día de los marketeros.

 

Ley de Protección de Datos para empresas

Toda empresa que quiera utilizar direcciones de correo electrónico u otro tipo de datos con fines comerciales, deberán cumplir lo establecido en la norma europea y en la nueva LOPD. El mayor impacto lo va a sufrir la forma de recoger y tratar los datos de los clientes y usuarios.

Lo que hasta ahora se caracterizaba como “dato personal” se amplía, que ahora abarcará toda información relacionada con el usuario o cliente, incluidos los “identificados únicos” como direcciones IP o coockies.

Desde el punto de vista de la empresa, toda empresa que trabaje con datos personales de sus clientes deberá tener una persona encargada y responsable de ello, es decir, un Oficial de Protección de Datos.

El consentimiento para tratar los datos tiene que ser real, ya no bastará con marcar una casilla. La nueva Ley de Protección de Datos exigirá al usuario realizar un “check” en una casilla de verificación

También aumenta el régimen sancionador, pudiendo alcanzar hasta un 4% de la facturación. Esto intenta conseguir un mayor compromiso por parte de las empresas, y al mismo tiempo mostrar una mayor transparencia al usuario.

Ley de Protección de Datos para usuarios

En cuanto a los derechos de los usuarios, se suman nuevos derechos a los ya antiguos derechos ARCO (Acceso, Rectificación, Cancelación y Oposición), que se suman el derecho al olvido y el derecho a la portabilidad. Es decir, todo usuario o cliente podrá pedir a la empresa la eliminación o supresión de sus datos personales y está deberá llevar a cabo la petición sin oponer resistencia y de forma totalmente gratuita.

Para hacer frente a estos cambios, las empresas deben readaptar sus cajas de suscripción. Tal y cómo hemos dicho, será obligatorio a partir de ahora introducir el botón de “check” para aceptar la política de privacidad y aquella información que la Agencia Española de Protección de Datos (AEPP) exige.

Para ello, la propia Agencia Española de Protección de Datos sugiere un tipo de formulario en línea al reglamento:

Datos personales Ley protección de datos

La mejor forma para mostrar el consentimiento del usuario es utilizar el sistema del doble opt in, que se trata de confirmar la suscripción a través de un email de confirmación enviado a la cuenta de correo electrónico del usuario. En este correo electrónico deberán estar delimitador todos los aspectos legales.

Lo negativo de este aspecto es que probablemente tendrás que eliminar todos aquellos contactos que no han pasado o utilizado el sistema del doble opt in, ya que la LOPD obligará a tener el consentimiento de todos los cliente o usuarios. Pero podrás solucionar esto enviándoles un correo electrónico aclarativo, para que confirmen su suscripción.

 

Por último, toda web deberá contar con tener un aviso legal, una política de privacidad, una política de cookies y unas condiciones de contratación actualizadas a la nueva Ley de Protección de Datos. Esta información deberá ir situada en un lugar visible y accesible de tu página web, que normalmente es el “footer” de la página. Para ello, la Agencia española de protección de datos ha creado un programa para guiarte a crear un documento de seguridad o adaptarlo acorde a las nuevas exigencias. Después de realizar un test, automáticamente generará un documento, que tu tendrás que revisar. En él estarán explicadas las instrucciones para adaptar tu negocio a la nueva legalidad.

 

Beneficios de la nueva Ley de Protección de Datos

La renovación de la ley de protección de datos va a traer consigo numerosos beneficios, tanto para los usuarios, como para las empresas. Por un lado, esta actualización permitirá al cliente o usuario saber quién está detrás de la página web. Gracias a ello, los usuarios no confundirán tu negocio o página web con páginas web fraudulentas.

Si tu web está adaptada a las exigencias de la normativa inspirarás una mayor confianza al usuario, porque se encontrarán en un entorno legal y seguro. Por lo que si aplicas la nueva normativa debidamente y de una manera transparente, tus leads serán de mejor calidad.

Como afectara la nueva ley organica de proteccion de datos