La creación de una Tienda Online, es uno de los proyectos más importantes que podemos optar como mayorista o minorista. La intención cuando abrimos nuestro negocio online, es que el mismo tenga un amplio recorrido y se convierta en una fuente de ingresos importante.

Por ello, vamos a repasar las 10 claves de una Tienda Online, para ayudaros a tener una mejor perspectiva de los aspectos a tener en cuenta a la hora de montar nuestro comercio electrónico.

 

Las 10 claves de una Tienda Online.

 

1.   El Producto

El primer paso, es tener claro qué vamos a vender. Si tienes juna tienda física, lo normal sería que cogieras tu catálogo, o una parte del mismo, y trasladarlo a tu Tienda Online. Pero no todos los productos son susceptibles de poder venderse a través e la red, ya sea por la complejidad del mismo para estandarizarlo, el volumen o complejidad en el transporte, etc.

Si no es el caso, y el comercio electrónico es tu primera opción, tendrás que elegir artículos de los cuales tengas conocimiento y te hagan sentir cómodo. Es fundamental que te muevas en un sector que conozcas y que no te sea del todo ajeno.

 

2.   Los Proveedores

Si ya tenemos una tienda física, es muy probable que el producto sea el mismo, por lo que ya tendremos proveedores de confianza que nos suministren. No obstante, debemos tener en cuenta aspectos como los tiempos de entrega, canales, plazos de reclamación o problemas que puedan surgir del canal online respecto a nuestro suministrador.

No obstante, si empezamos de cero con nuestra tienda online, tendremos que tener en cuenta estos y oros aspectos, como pedidos mínimos, etc.

No es recomendable intentar traer todos nuestros artículos desde China desde el inicio. Como mínimo, deberíamos informarnos de los pros y contras de nuestros proveedores para no encontrarse con imprevistos durante el lanzamiento de nuestra tienda.

El conocimiento de nuestros proveedores son claves de una Tienda Online.

 

3.   La Competencia

Para empezar a vender cualquier tipo de producto, tanto en el mercado online, como offline, lo primero que tenemos que saber es quién es nuestra competencia.

Otra de las claves de una Tienda Online es ser capaz de analizar nuestra competencia online, y si somos capaces de destacar sobre ellos, o si hay mercado disponible para nuestro producto.

Si en nuestro mercado, no encontramos competencia, tendríamos que preguntarnos por qué no la hay.

Asimismo, tendremos que tener en cuenta que en Internet podemos lanzarnos al mercado Global, no solo al de nuestro país o localidad. Por lo que también deberíamos conocer nuestro mercado en aquellos países donde queramos competir, teniendo en cuenta que fuera de España hay mercados mucho más avanzados que el nuestro, por lo que irán varios pasos por delante.

Para analizar la competencia online, tendremos que contar con herramientas que nos permitan obtener estos datos de nuestros principales competidores. O en el caso de no poder permitírnoslo, contratar a una empresa que nos haga el estudio.

En resumen, deberíamos hacer un estudio de las palabras clave por las cuales se posiciona nuestra competencia, el precio de los productos que ofrecen respecto a los nuestros y qué les aportamos como diferenciador respecto al resto.

En el mercado offline, tendremos que analizar y valorar si nuestro producto es algo que los clientes tienden a comprar online, offline o lo hace indistintamente.

 

4.   La Logística

La importancia de la logística en una tienda online es de vital importancia. Antes de crear nuestra tienda, tenemos que preguntarnos cómo va a influir el trasporte en el coste del producto.

Si nuestro negocio empieza desde cero, deberemos solicitar las tarifas a las empresas de logística (todas tienen precios similares), y tenerlo en cuenta a la hora de evaluar si vamos a ser competitivos respecto a nuestra competencia o al modelo offline.

Un error típico, es pensar que como algunas tiendas ofrecen los envíos gratis, el precio que vamos a obtener de las empresas de mensajería van a ser bajos. El precio, normalmente, irá en función del volumen de ventas y envíos, o de con qué lo compares. Una de las claves de una tienda online, siempre será, la capacidad para encontrar las tarifas logísticas más competitivas y negociar los mejores precios.

 

5.   Los Conocimientos

Como responsable final de tu negocio online, es importante poseer conocimientos sólidos sobre comercio electrónico y formarse antes de arrancar el proyecto y crear la tienda online.

Aunque nosotros no vayamos a ser los encargados de realizar las diferentes tareas que son necesarias en una tienda online, si que vamos a ser los últimos responsables de nuestro proyecto, por lo que es importante que las decisiones que tomemos sean las más adecuadas para nuestro negocio, el entorno y el mercado.

 

6.   El Equipo

Tenemos que tener claro, que es casi imposible llevar una tienda online con solo una persona. Para ello tendremos que contar con un equipo, agencias, programadores, etc.

Si lo pesamos bien, una tienda online necesita personal para su creación y mantenimeinto, para realizar acciones de marketing online (SEO, SEM, RRSS, etc.), y también para llevar a cabo tareas administrativas y de logística.

La mayoría de tiendas no tienen a todo el personal contratado, pero si que se externalizan los trabajos en agencias y gestores especializados en los diferentes campos, y por ello tenemos que contar con todos estos factores en nuestro presupuesto.

 

7.   El Presupuesto

Este es el factor crítico de cualquier tienda, tanto online como física, pero en este caso condicionado por un tema cultura, y es que, ¡en Internet no todo es gratis!

Como en todo negocio, necesitamos de inversión para comenzar nuestro proyecto.

No vamos a detallar punto por punto cuánto puede llegar a costar una tienda online, ya que eso depende de cuánto producto tenemos, dónde lo queremos lanzar, cuál es nuestro mercado, qué prestaciones necesitamos, etc. Pero si que vamos a haceros unas recomendaciones básicas sobre qué debéis tener en cuenta.

  • No gastar todo nuestro presupuesto en la creación de la plataforma (Prestashop, Magento, etc.). El trabajo no se acaba aquí. Después… os tendrán que encontrar para poder compraros.
    • No gastar más del 30-35% en la creación de la tienda.
  • Tenemos que conseguir que nos conozcan y que la tienda tenga visitas.
    • Gastar el 65-70% en Marketing Online.

Parece que es algo que todavía nos cuesta asimilar, pero podemos encontrar equivalentes entre la inversión offline y la online.

Por ejemplo, si alquilamos un local físico, luego lo tendremos que acondicionar con mobiliario, etc. (la creación de la Tienda Online). Pero si lo compramos en el centro de la ciudad, en un centro comercial, o lo situamos en un pueblo, no nos va a costar lo mismo el alquiler.

Con nuestra tienda online pasa lo mismo. Podemos colocar nuestro “local” en la primera página de Google, en la segunda o en la veinte (en orgánico SEO, o publicidad SEM). El tráfico que vas a tener de visitas a tu tienda no va a ser el mismo en la primera página que en la 20, y eso va a depender, y mucho, de la inversión y trabajo de marketing online que haya detrás de tu negocio.

 

8.   La Estrategia

Tenemos que tener en cuenta que el 60% de las tiendas online cierran antes de cumplir el primer año. Como todos los negocios, una de las claves de una tienda online es tener una planificación, e insistimos, en tener conocimiento sobre el comercio electrónico.

 

9.   La Viabilidad

En este momento, tenemos que ponernos a hacer cálculos, empezar a ver tus márgenes y también la inversión que tenemos que realizar para que el proyecto sea rentable.

Tenemos que analizar si con nuestros ingresos vamos a ser capaces de cubrir las inversiones necesarias, además de conseguir ganar dinero con ello, y en qué plazo vamos a empezar a tener un retorno de la inversión y a obtener beneficios.

10.                Trabajo Constante

Tenemos que ser conscientes de que el trabajo de una tienda online, no se termina nunca. En el entorno digital todo cambia a gran velocidad, por lo que tenemos que ser capaces de adelantarnos a estos cambios para posicionarnos por delante de nuestra competencia.

Tenemos que estar dispuestos a formarnos constantemente y orientar nuestros recursos hacia acciones concretas que vayan a obtener un retorno sobre nuestra tienda.

¡ No te lances al vacío, medita antes de crear tu tienda online !