estrategia de marketing de contenidos en Linkedin

En los tiempos que corren el marketing de contenidos es una de las herramientas más potentes y versátiles que os vais a encontrar, pues dependiendo de cómo se lleve a cabo el ROI y el rendimiento en general podrán ser muy superiores a otras técnicas SEO que medianamente podrían ser equiparables. Al final todo se reduce a vender, sea de una u otra manera; y para que todo pueda llegar a buen puerto uno de los pilares fundamentales es la generación de confianza. ¿Cómo? A través de la magia de la redacción; de ahí que tengáis que ofrecer un buen contenido, y que a su vez esté desarrollado con un lenguaje adecuado. Vamos a ver cómo crear una estrategia de marketing de contenidos en Linkedin en cinco pasos -un tanto genéricos-.

Claves para desarrollar la estrategia de marketing de contenidos en Linkedin

  • Público

Si bien pueden desarrollarse contenidos dirigidos a un público genérico, sobra decir que sería como matar moscas a cañonazos; posible, pero poco efectivo. Hay que hacer una investigación previa para determinar cuál es el mercado objetivo y qué personas están interesadas en ese tipo de productos. Y de ser posible las conclusiones deberían estar sustentadas por el empirismo de las ciencias sociales; es decir, por estadísticas fiables de consumo y población activa.

  • Objetivos

A pesar de que podáis tener claro a quién os dirigís debéis pensar también en qué estáis buscando, pues no será lo mismo idear una estrategia de marketing de contenido en Linkedin en clave de una planificación de inbound marketing, donde se pretende moldear la imagen del visitante para generar confianza y futuros ganchos de compra; que hacer una landing page para un infoproducto pretendiendo que la visita se convierta de manera instantánea en una compra. En el primer caso habrá que ir modulando el mensaje y generando un ambiente de confianza para convertirse en un referente para el cliente, mientras que en el segundo caso habrá que emplear un lenguaje agresivo más propio de la teletienda.

  • Planificación

Una vez tengáis claro a quién os vais a dirigir y qué lenguaje vais a emplear, convendría determinar la estrategia de actuación. Para ello debéis procurar lo siguiente:

  • Calendario editorial

Es vital disponer de una planificación editorial a fin de saber qué se va a publicar en qué fecha. Convendría no repetir temática de una entrega a otra no ser que sea un tema caldente.

  • Calidad

Sobra decir que en el marketing de contenidos en Linkedin los textos deben ser de calidad, con un lenguaje rico y adecuado, sin copias de otros lugares, y en la medida de lo posible haciendo uso de infografías y material audiovisual. Por cierto, tratad de acostumbrar a los lectores a un tamaño y estilo determinados; e igualmente no os paséis con las palabras clave.

  • Periodicidad

Independientemente de que publiquéis poco o mucho convendría que los tiempos entre texto y texto fueran iguales. Que la gente espere las nuevas entregas con garantías de que las fechas serán las previsibles.

  • Promoción

Puede que en vuestro blog tengáis un contenido exquisito propio de Gabriel García Márquez, que de poco os servirá si no hay quien lo lea; así pues tendréis que recurrir a estrategias SEO y SEM para haceros un espacio. ¿Cuáles? Pues tendréis que evaluarlas según vuestros objetivos y presupuesto, pero los básicos son la optimización de la web y de los textos -sin pasarse-, la creación de links entrantes desde sitios con PA/DA, la utilización mesurada de las redes sociales, la creación de concursos, Google Adwords, etc. Vías hay múltiples.

  • Análisis de resultados

El análisis de las estadísticas es algo que tendréis que llevar a cabo de manera frecuente, pues en ellas se encuentran los resultados de vuestra estrategia de marketing de contenidos en Linkedin. Ahora bien, tendréis que saber cómo leer lo que tengáis en frente para actuar en consecuencia; y si bien esto ya es otro cuento, deberíais profundizar en el tiempo de carga, en los términos por los que llegan a vosotros, en la tasa de rebote, en el ROI y en la posición en los buscadores.