Aunque todavía te resulte raro leer la palabra futuro y digital en la misma frase, hay mucha gente que todavía no ha dado el salto a la red. Y no es de extrañarse. Cada empresa, autónomos o personas incluso, tienen un ritmo, unas prioridades. Y a veces, aunque nos resulte extraño, ya que nosotros no conocemos casi otro canal para comunicarnos y hacer negocio, hay que saber entender a todas esas Pymes que todavía no han dato el salto a Internet porque no estaban preparados o simplemente les daba miedo. Para eso, es fundamental un buen acompañamiento, porque una cosa está clara, el futuro digital es presente, nos guste o no. Hoy o mañana, pero finalmente todos las Pymes terminarán dando el salto.

Y nos atrevemos incluso con otra afirmación rotunda: si no estás en Internet no existes.

No queremos asustaros con todo lo que hoy os estamos contando aquí, al contrario, sabemos que el mundo de Internet, como cualquier otro puede crear vértigo (sobre todo si somos nuevos) pero desde Zoping, os tendemos la mano para acompañaros en este camino. Pero antes, es imprescindible conocer los beneficios que puede aportar a tu empresa tener una presencia activa y de calidad en Internet. Porque existen, y son muchos. Y nosotros queremos que si te animas a dar el salto lo hagas porque realmente conoces los beneficios que puede aportar a tu empresa.

Lo primero; ¿Por qué tengo que estar en Internet? ¿Por qué tengo que crear una página web? ¿Por qué tengo que crear una tienda online si ya tengo una tienda física? ¿Qué es eso del Facebook? La respuesta también es contundente: porque 37,8 millones de personas usan Internet a diario, con una penetración del 82%. 

¿Abrumador? ¡Otro dato! 19,2 millones de usuarios entre 16 y 65 años usan redes sociales. Así que en ambos casos, cuando os hagáis la pregunta de por qué debo estar en Internet, acordaros de esta frase: porque es ahí donde está mi público. Un 86% de la población internauta usa redes sociales de forma diaria, con una inversión de 4 horas días (¡Jamás estarán en tu comercio tanto tiempo!).

Vale, una vez tengamos claro o más o menos claro, que hay que estar en Internet, solo por el hecho de que tu competencia está ahí y porque tu público objetivo también está, el siguiente paso es decidir de qué manera tienes que tener tú presencia. Para ello, será necesario que te rodees de gente profesional que quiera ayudarte. Después, decidirás aconsejado, si vas a crear una página web en WordPress, con algún desarrollo de tecnología propia o si lo que realmente necesitas, es una tienda online con Prestashop.

Lo que ya te adelantamos nosotros, es que además de tener plataforma web, bien una página web corporativa o una tienda online, deberás tener presencia en redes sociales. ¿Sabes que el 75,9% de los jóvenes (entre 14 y 19 años) toma decisiones sobre la marcha gracias a la información que recibe constantemente? Y este tipo de información lo recibe principalmente en redes sociales. Otro dato que nos gusta destacar es que no son los jóvenes los que más están en redes sociales, la mayor concentración de franja de edad es entre los 31 y los 45. 

futuro digital

Diapositiva del estudio de redes sociales elaborado por IAB 2017.

 

Y por ir a lo concreto, las redes sociales con más uso en España son: Facebook, Twitter, Youtube, Whatsapp, Instagram y Linkedin. Pero hay muchísimas más. Desde el envío del primer email en 1971 que es desde cuando se empieza a narrara toda la historia de las redes sociales, la evolución de las mismas ha sido brutal: muchas que conocíamos y usábamos de manera frecuenta hace unos 10 años como Tuenti o Foursquare han desparecido o más bien se han transformado y otras como Facebook que empezca a coger fuerza en 2004, superan ya los 1.508 millones de usuarios registrados en todo el mundo. Por eso, antes de lanzarse a la piscina, es imprescindible desarrollar un plan de acción, un plan de marketing online por ejemplo, para saber en qué red social es beneficiosos tener un perfil y en cual no. No es cuestión de estar en todas, sino de tener una presencia y que ésta sea de calidad. Ya que los beneficios irán directos a la marca pero también al cliente potencial.

Los beneficios para una empresa pequeña o mediana son muchos y variados, ya que dependerá del perfil de cada una, pero podemos listar unos generales:

  • Engagement
  • Alcance
  • Customizacion. Segmentación máxima.
  • Escucha activa
  • Trabajo de marca (identidad digital vs. reputación online)
  • Colaboración
  • Contactos
  • Un escaparate constante, los 365 días del año 24×7 días y horas a la semana de tus servicios y/o productos.

Ahora sí, ¿Preparados para dar el salto a Internet? 😉