contenido y redes sociales

Si hasta ahora pensabas que estar en redes sociales y escribir de vez en cuando en el blog corporativo era suficiente para lograr el éxito en marketing digital, estás muy equivocado. Vivimos en una sociedad donde estamos sobresaturados de información, donde nos llegan constantemente inputs.

¿Sigues pensando que en internet todo se puede hacer gratis? No. Internet, si quieres conseguir resultados, tiene un coste. Trabajar la comunicación en medios online es, más barato que hacerlo en los off, pero para conseguir ese ahorro tiene que haber una estrategia.

Todas las marcas tienen un objetivo a la hora de trabajar la comunicación, de hecho, es la primera pregunta que hago siempre a mis clientes: “¿Qué quieres conseguir con esto?”.

A partir de ahí empezamos a trazar juntos una estrategia, un camino para conseguir el o los objetivos marcados. Pero, por lo general siempre aconsejo trabajar 3 cosas de manera conjunta y coordinada: el marketing de contenidos (copywriting, branded content…), medios sociales (redes sociales y email marketing) y las campañas de publicidad.

Trabajar estos tres aspectos de forma conjunta y coordinada provocará que aumenten tus resultados.

¿Qué aporta cada una de estas tres cosas a tu marca?

Marketing de contenidos

El marketing de contenidos es la disciplina del marketing online que se encarga de la creación de contenidos de valor que generen interés en la buyer persona, es decir, en el comprador.

Joe Pulizzi, uno de los gurús de esta disciplina decía: “Una técnica de marketing de creación y distribución de contenido relevante y valioso para atraer, adquirir y llamar la atención de un público objetivo bien definido, con el objetivo de impulsarles a ser futuros clientes”.

Como veis, se repite mucho la palabra cliente. En el branded content es importante ponerse siempre en el lugar del cliente, para escribir y crear impacto en él.

El marketing de contenidos cumple diferentes funciones en la estrategia de comunicación:

  • Captar visitas a la web
  • Crear contenido propio para las redes sociales
  • Responder a las preguntas que tengan tus clientes
  • Captar leads
  • En última instancia: una venta

 

Medios Sociales

Los medios sociales sirven para difundir las acciones que hace tu empresa. Acciones corporativas, de contenido o relacionadas con tu sector. Se han convertido en el mejor canal para hablar al cliente de tú a tú, siempre ofreciéndole un valor añadido.

Los medios sociales los podemos dividir en las redes sociales, el email marketing y las campañas de publicidad. Estos tres canales tienen que ir perfectamente coordinados.

Por ejemplo: Si hacemos una campaña de publicidad o lanzamos el mensaje en redes sociales para captar suscriptores y les prometemos un descuento del 20% en nuestra tienda online, debemos automatizar un email de bienvenida con el bono.

Redes Sociales

Las redes sociales se han convertido en el mejor canal para captar, fidelizar y conversar con los seguidores (y, porque no, con los haters) de una marca. La escucha activa (lo que dicen de nosotros en redes sociales) es la mejor herramienta para la gestión de redes sociales.

Recordad que en internet todo se puede medir. En las redes sociales también. Este canal será de utilidad si tienes claro con qué finalidad estás en él: dar soporte, publicar contenido propio, visibilidad…

Un factor clave de éxito en las redes sociales es conocer a qué hora está tu público en las redes sociales, para lanzar los mensajes.

Email Marketing

Plataformas como Mailchimp o Mailrelay son grandes conocidas para el gran público por su facilidad de uso. Son grandes herramientas que nos permiten hablar de tú a tú a los clientes, ofreciéndoles contenidos personalizados.

Tener una buena organización de etiquetas, segmentos o grupos son fundamentales en estas herramientas para poder identificar a los suscriptores por sus intereses y acertar en las comunicaciones futuras.

La analítica. Es otra parte esencial de esta herramienta. Medir, analizar el comportamiento de estos emails:

  • ¿Qué personas han abierto el email?
  • ¿Han clicado?

Son dos preguntas fundamentales. Tras el primer envío a esos dos grupos de personas hay que cuidarlas y de manera sutil ofrecerles más información si su acción no ha acabado en conversión.

estrategia de contenidos

Publicidad

La publicidad es una buena alternativa para llegar a nuevos públicos y fidelizar el existente. Lo primero que debemos saber es cuál es el objetivo de cada una de las campañas: impresiones (llegar a más personas), interacciones o conseguir visitas a la web.

Quizá estés pensando quiero las 3. Pero siempre hay una por encima de otra. Yo acostumbro a aconsejar siempre que el objetivo sea el tráfico web por varios motivos:

  1. La web debe ser el centro de nuestra estrategia online.
  2. Trafico web, pagas por clics (visita a tu web)
  3. Estas campañas aunque estén enfocadas al tráfico web también consiguen una buena cifra de impresiones.

Repito, por lo general para mí siempre es la mejor opción. Aunque hay otros casos como durante un evento que buscas que utilicen tu hashtag en twitter será de impresiones el objetivo.

¿Qué hay que tener en cuenta?

  • Trackear el enlace con Campaign URL Builder de Google para que se reflejen en Google Analytics cuantas visitas hemos recibido por el enlace de la campaña de publicidad.
  • Tamaño de las imágenes: cada red social usa un tamaño de imagen y limitaciones en la proporción de texto que puedes incluir en la imagen
  • Pruebas A/B: En las campañas de publicidad puedes incluir más de un texto e imagen para ver con cuál consigues mejor resultado.

Otro punto muy importante es la landing page, página de aterrizaje a la que llega el usuario. Elegir esta página bien es parte del éxito futuro de la estrategia de comunicación.

Conclusión

Hoy en día la estrategia de marketing y comunicación digital de tu negocio tiene que trabajar distintos ejes de manera conjunta y coordinada. El marketing de contenidos, las redes sociales y el email marketing son las 3 herramientas que mejor funcionan. Pero no hay una fórmula clara de éxito, la mejor fórmula es probar, medir y mejorar.