video en redes sociales

En los últimos años el vídeo se ha convertido en uno de los elementos principales de publicación de cualquier red social. Y es que el poder de la imagen es muy importante, por lo que no solo debemos quedarnos en la mera publicación de fotografías sino que hay que ir más allá. El uso de vídeo en redes sociales debe formar parte de tu estrategia de marketing ya cada vez los usuarios hacen un consumo mayor de él gracias a su rapidez y accesibilidad. Por eso, en este post te damos algunas claves para aprovechar al máximo el uso del vídeo en redes sociales.

La importancia del vídeo en redes sociales

Está claro que generar contenido de calidad para nuestras redes sociales es una tarea que lleva su tiempo y dedicación. Ya no solo basta con publicar artículos o novedades sino hay que ir más allá y el uso del vídeo es algo que debemos implementar poco a poco en nuestras estrategias de marketing.

El formato del vídeo es algo que podemos utilizar en diversas formas desde anuncios, tutoriales, un canal de Youtube o los Stories de Instagram, ahora que están tan de moda.

Pero, es importante recalcar que el uso del vídeo en redes sociales no es algo que podamos hacer a la ligera sino que hay que planificarlo y requiere de ciertas dotes de creatividad, tiempo de preparación, costes de elaboración y demás. A continuación te daremos algunas claves para sacar el máximo partido al uso del vídeo en el campo del social media.

Cómo sacar partido al vídeo en redes sociales

Como hemos mencionado anteriormente, la elaboración de un vídeo de calidad para nuestras redes sociales es algo que hay que planificar y pensar detenidamente. Así pues, apunta estos consejos sobre cómo sacar partido al vídeo en redes sociales.

1.- Vídeos de calidad

A la hora de elaborar un vídeo tenemos dos opciones: hacer uno con su montaje y guión previo con cierta calidad; o por otro lado elaborar vídeos espontáneos de acciones o momentos que queremos transmitir con nuestros seguidores. Ambas opciones son válidas ya que nos dan la posibilidad de mostrar diferentes facetas de nuestra marca.

2.- Vídeos largos o vídeos cortos

En función de qué es lo que queramos transmitir o cuál sea nuestro objetivo tendremos que elaborar vídeos largos o cortos. Por ejemplo en Twitter o Instagram predominan los vídeos cortos, como podemos comprobar día a día con los Stories. Y nuestros seguidores optarán más por un vídeo de 20 segundos que por uno de un minuto.

En el caso de Facebook sí que podemos poner vídeos algo más largos, que también podremos utilizar como reclamo para determinadas acciones comerciales. Y aunque en Instagram predominen los vídeos cortos, gracias al lanzamiento de Instagram Televisión, muchos usuarios ahora pueden alargar sus vídeos gracias a esta plataforma, elaborando vídeos de hasta una hora de duración.

3.- Vídeos directamente en cada plataforma

Muchas veces, pensamos que lo más cómodo a la hora de compartir un vídeo es subirlo directamente a Youtube y desde ahí compartir el enlace en las diferentes redes sociales de la empresa. Pero no hay que cometer ese error. Sí que nos puede servir en determinadas ocasiones, pero las estadísticas nos dicen que un vídeo que es subido directamente en Facebook tiene un 150% más de visualizaciones que si lo compartimos desde Youtube.

Y es que al compartir desde Youtube estamos haciendo que nuestros seguidores tengan que salir de una plataforma para ir a otra. En cambio al compartirlo directamente lo puede ver al momento y de manera más directa.

4.- Directos

video en redes sociales

Las redes sociales se han ido adaptando poco a poco a las demandas de los usuarios y ahora es más fácil que nunca poder tener una comunicación marca-cliente mucho más directa. Una de las maneras de comunicarnos es a través de directos disponibles actualmente en Instagram, Facebook, Twitter… y es que más de 80% de los usuarios prefiere ver un directo sobre un tema que leerse un post. Los directos también nos dan la posibilidad de emitir eventos o actividades de la marca para acercarnos aún más a nuestros seguidores.

5.- Títulos y subtítulos

Muchos usuarios ven los vídeos en silencio y dirás, ¿por qué ven un vídeo sin sonido? pues puede que estén en el metro, en una sala de espera, trabajando. Así que para facilitarles ese visionado puedes incluir títulos y subtítulos aclaratorios.

6.- El vídeo en vertical

Hasta hace unos años los vídeos en vertical estaban casi estigmatizados y ya nos habíamos acostumbrado al formato horizontal. Pero ahora, y con el uso masivo de smartphones muchos usuarios agradecen cierto tipo de contenido en vertical. Es más, los Stories e IGTV se publican en vertical y cuentan con más de 300 millones de usuarios activos al día.

Como ves debemos aprovechar al máximo el poder de las redes sociales y tenemos que adaptarnos a sus actualizaciones y novedades. Hacer uso del vídeo en redes sociales nos puede reportar no solo más seguidores en nuestro perfil sino más clientes e incluso más ventas si lo sabemos hacer bien.