¿Has oído hablar alguna vez del Black Hat SEO? En este post te cuento en qué consiste el Black Hat SEO y te explico varias técnicas Black Hat.

Qué es el Black Hat SEO

El Black Hat Seo consiste en una serie de técnicas consideradas poco éticas y contrarias a las normas establecidas por Google utilizadas para tratar de posicionar una página web. Google penaliza cada vez más este tipo de acciones, por lo que no son nada recomendables. Cuando hablamos de SEO es común relacionarlo con conceptos como posicionamiento orgánico o posicionamiento natural, que nada tienen que ver con el Black Hat SEO.

Si el SEO fuese un juego el Black Hat serían las trampas para intentar ganarlo. Eso sí, si te pillan se acabó la partida.

El término Black Hat SEO, del inglés sombrero negro, es un término adaptado de las películas de vaqueros. En ellas se solía asociar a los malos con un sombrero negro.

¿Google penaliza el Black Hat SEO?

A pesar de las recomendaciones tanto de los expertos como de las insistencias del propio Google, todavía hay quien sigue haciendo Black Hat SEO. La obsesión por alcanzar las primeras posiciones en resultados de búsqueda o lograr un gran número de visitas a una web pueden ser algunos de los motivos que impulsen a algunos profesionales y organizaciones a emplear estas peligrosas técnicas de posicionamiento.

El SEO ha de entenderse como un proceso a medio-largo plazo. Se trata de un trabajo que requiere su tiempo y cuyos resultados no son inmediatos, no pueden verse de un día para otro. El Black Hat SEO puede resultar efectivo en el corto plazo pero tendrás que atenerte a las consecuencias si Google lo detecta. Y sí, es muy posible que lo haga.

Google aboga por técnicas blancas de posicionamiento o White Hat SEO y premia a aquellas páginas web que buscan satisfacer las necesidades del usuario. Al fin y al cabo Google ofrece un servicio a millones de personas a lo largo y ancho del planeta y quiere que sus clientes reciban la información, productos o servicios que realmente están buscando, que necesitan.

Las técnicas Black Hat SEO no se ajustan a las directrices marcadas por Google y normalmente interfieren en la navegación del usuario al no ofrecerles una buena experiencia ni usabilidad, por no hablar del SPAM. Se han dado casos de empresas muy conocidas cuyas páginas web se han visto penalizadas por Google por el uso de este tipo de técnicas.

Técnicas Black Hat SEO

Al igual que existen diferentes técnicas de posicionamiento, también existen técnicas Black Hat SEO. Éstas son algunas de las técnicas Black Hat SEO más extendidas:

  • Cloaking es una de las técnicas Black Hat SEO más conocidas. La técnica Black Hat SEO de cloaking consiste en mostrar a los usuarios un formato de web mientras que a Google se le muestra otro diferente en el que solo se incluyen las partes que están optimizadas. Mediante el cloaking se trata de engañar a Google haciéndole creer que la página web está optimizada cuando en realidad no lo está. Esta es una de las técnicas Black Hat SEO que sabe detectar. Google penaliza con dureza la técnica de cloaking desde hace tiempo, motivo por el que ya apenas se utiliza.
  • Spinning consiste en reutilizar contenidos originales de terceros haciéndolos pasar por propios. Para llevar a cabo la técnica de spinning basta con cambiar algunas palabras por sinónimos y alterar el orden de las frases. El spinning es una de las técnicas Black Hat SEO más utilizadas en las estrategias de SEO copywriting pues permite crear contenido de manera rápida, sencilla y sin tener que pagar por ello.
  • Keyword Stuffing consiste en repetir de manera excesiva la palabra clave que se quiere posicionar en un contenido concreto. Una de las consecuencias de realizar keyword stuffing es caer en la sobreoptimización del contenido. Google ha demostrado premiar aquellas páginas que buscan ayudar al usuario y no tanto posicionar una keyword determinada. De hecho la sobre optimización de keywords puede ser entendida por Google como SPAM.

Cloaking, keyword stuffing y spinning son tres de las técnicas Black Hat SEO más conocidas, pero hay muchas otras. ¿Conoces alguna de ellas? No dudes en compartirlas con nosotros a través de los comentarios.